Social Media Links:

Síguenos:

Cancuún México 29 de noviembre - 10 de diciembre 
Choose your prefered language: Español | English

Palabras de Embajadora Patricia Espinosa Cantellano en la Ceremonia de Inauguración de la Reunión Ministerial Pre-COP, realizada en el Salón “Emperador” del Hotel Marquis Reforma

Mexico
04/11/2010

SRE / Versión # 077

México, D.F., 4 de noviembre de 2010

Señoras Ministras y señores Ministros,

Estimados colegas,

Señoras y señores,

Distinguidos miembros del Senado mexicano,

Empresarios,

Señoras y señores:

Muy buenos días. Realmente quiero decirles que para todos nosotros, para el Gobierno de México, para los mexicanos, es verdaderamente un honor darles la más cordial bienvenida aquí, en México.

Les agradecemos su participación en esta reunión, que es una parte fundamental de los preparativos hacia las Conferencias de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, que se llevarán a cabo del 29 de noviembre al 10 de diciembre, en Cancún.

México encara con seriedad y optimismo la responsabilidad que supone presidir estas Conferencias.

Aún existe un margen de incertidumbre sobre cuál será el resultado de éstas, pero pueden ustedes estar seguros de que trabajaremos con dedicación y firmeza para, con su apoyo político, lograr la adopción de un paquete amplio, equilibrado y significativo de decisiones. Sabemos que está a nuestro alcance.

Sabemos también que muchos de los asuntos pendientes deben ser tratados a los niveles más altos de Gobierno. De ello precisamente se desprende la importancia de esta Reunión Ministerial.

Al inicio del año existían opiniones muy diversas, tanto entre los Estados como en la opinión pública, sobre la posibilidad de que el proceso de negociaciones al amparo de la Convención Marco, pudieran conducir a soluciones efectivas al reto del cambio climático.

Aún cuando es claro que el multilateralismo es el camino para generar apoyo amplio en torno a una agenda global, las dudas eran generalizadas.

El ambiente político ha mejorado desde entonces. Para contribuir a que así fuera, México promovió discusiones transparentes e incluyentes que, con la participación activa y comprometida de actores de todas las regiones, han permitido reconstruir la confianza y generar un ambiente propicio para los consensos.

Cada país que ha querido participar en las reuniones informales que hemos convocado, incluyendo la que hoy inauguramos, ha sido recibido y muy bienvenido.

Los negociadores mexicanos, nuestro Ministro de Medio Ambiente, el Secretario Juan Elvira, que nos acompaña también y que forma parte integral del equipo que conduce todo este proceso del lado mexicano, y yo en lo personal -también-, hemos viajado varias veces alrededor del mundo, asegurando que todas las posiciones sean tomadas en cuenta.

Hoy existe un creciente consenso sobre la necesidad de actuar cuanto antes.

Hemos observado fenómenos climáticos extremos, con graves consecuencias humanas y materiales. Aplazar la toma de decisiones eleva los costos y hace más difícil alcanzar la meta de estabilización de la temperatura media del planeta.

La conclusión del primer periodo de compromisos del Protocolo de Kyoto al final de 2012 constituye otro motivo para proceder sin dilación a la toma de decisiones y a emprender acciones.

Se ha generado también una mayor conciencia entre los gobiernos, así como en la sociedad, de que la respuesta al Cambio Climático se encuentra intrínsecamente vinculada a nuestras políticas de desarrollo. Para hacer frente a este reto se requiere mucho más que una decisión única.

Estamos obligados a replantear nuestros patrones de producción y de consumo. Ello requerirá cambios sustantivos en los modelos de crecimiento.

Debemos buscar soluciones que no sólo atiendan las preocupaciones ambientales, sino que reconozcan también las implicaciones políticas, económicas y sociales de este fenómeno.

Necesitamos, en suma, una nueva revolución de los métodos de producción, una redefinición de nuestros estilos de vida. Aprovechemos la oportunidad que ello representa. Nuevas tecnologias y nuevos enfoques permitirán un desarrollo económico y social verdaderamente sustentable.

Debemos pensar también en un nuevo paradigma de cooperación internacional. No parece viable mantener esquemas tradicionales de ayuda oficial para el desarrollo.

El trabajo conjunto entre los Estados debe reflejar las responsabilidades comunes pero diferenciadas que cada uno de nosotros reconoce tener.

Es motivo de aliento saber que se han alcanzado avances sustantivos en el proceso hacia las Conferencias de Cancún. Nuestros negociadores están mucho más cerca de conseguir acuerdos en áreas como adaptación, tecnología, reducción de emisiones por deforestación y degradación de bosques, y financiamiento. La adopción de estos elementos nos beneficiaría a todos.

No obstante, también es un hecho que aún es necesario superar diferencias en algunas áreas centrales. México está comprometido a trabajar con ustedes y con todos los países para ello.

Obtener acuerdos de reducción de emisiones es esencial, no sólo para el éxito de Cancún, sino sobre todo para las futuras generaciones.

Sin progreso en mitigación, no podemos alcanzar la estabilización de la concentración de gases de efecto invernadero y no llegaremos al objetivo último de la Convención, que es prevenir los daños devastadores del cambio climático.

Necesitamos acuerdos también sobre transparencia, tema que en este ámbito se conoce como medición, reporte y verificación, y consulta y análisis internacional.

Existen numerosos ejemplos de cómo con compromiso y buena voluntad, los gobiernos son capaces de tomar decisiones en temas complejos.

Apenas hace unos días, en la Conferencia de las Partes del Convenio sobre la Diversidad Biológica, celebrada en Nagoya, Japón, se lograron acuerdos históricos que permitirán afrontar la continua pérdida de la diversidad biológica.

Felicitamos a Japón, a la delegación japonesa aquí presente y a todas las delegaciones participantes por sus esfuerzos.

Estimados ministros, ministras y jefes de delegación:

Esta Reunión Ministerial Pre-COP debe ayudar a identificar los resultados que podrán adoptarse dentro de pocas semanas. Se requerirá el compromiso político de todos nosotros.

Contamos con textos de negociación, y ello constituye un paso muy importante. Sin embargo, éstos son todavía muy largos, difíciles de manejar y contienen muchas opciones. A partir de este momento debemos concentrar nuestros esfuerzos en reducirlos y simplificarlos, para convertirlos en documentos que puedan ser adoptados.

Los ministros debemos orientar a nuestros negociadores en esta dirección, conscientes de que durante la Conferencia habrá espacio para que cada país exprese su visión, pero que a este nivel, entre nosotros, conocemos muy bien las posiciones de cada uno de nosotros en relación con los distintos temas de la agenda.

Sabemos, por ello, que hay diferencias; pero también tenemos claro que existen denominadores comunes que debemos aprovechar, identificar y que eso es lo que nos va a llevar a un progreso en este importante tema.

Aprovechemos entonces esta reunión para dar al proceso el impulso político indispensable. El programa de esta reunión busca facilitar la atención de los temas más difíciles, para que podamos volver a casa con una idea clara de cuáles son nuestras opciones y retos. Debemos trabajar juntos para identificar opciones específicas de compromiso y responder a las expectativas de nuestras sociedades.

En las Conferencias de Cancún no se adoptará un nuevo tratado o protocolo. Es cierto que quedará ello como una tarea pendiente dentro de este proceso. Sin embargo, no debemos minimizar la importancia de lo que sí podemos alcanzar.

Estamos en posibilidad de iniciar una nueva era de colaboración global efectiva contra el Cambio Climático, en la que los Estados, y en particular los menos desarrollados y los más vulnerables, cuenten con apoyo para hacer frente a este reto y para aprovechar las oportunidades de desarrollo que también se presentan.

Señoras y señores, distinguidos colegas:

Permítanme, por último, referirme brevemente al procedimiento que la Presidencia mexicana desea impulsar durante las Conferencias.

México continuará apoyando decididamente los esfuerzos de los dos grupos de trabajo ad hoc y de sus presidentes, Margaret Mukahanana-Sangarwe y John Ashe, quienes han hecho un excelente trabajo. Tanto ellos como el equipo mexicano estamos decididos a obtener resultados desde el primer momento. Coincidimos en que no podemos perder tiempo en debates de procedimiento o en posiciones generales.

Cuenten también con que durante las Conferencias de Cancún mantendremos comunicación permanente con los grupos de negociación y con las agrupaciones informales que han surgido en este proceso:

Los pequeños Estados insulares en desarrollo, el Grupo de los 77/China, la Alianza de Pequeños Estados Insulares, los países menos adelantados, el Grupo Paraguas, el Grupo africano, la Unión Europea, el Grupo de Integridad Ambiental y el ALBA, el Grupo de Cartagena, así como con los Ministros ahí presentes.

Será, en realidad, en muchos sentidos, la continuación del proceso de diálogo que hemos establecido a lo largo de los últimos meses.

Mantendremos y fortaleceremos la comunicación entre la Presidencia y el Secretariado, y aquí quiero agradecer a la Secretaria Ejecutiva, la señora Christiana Figueres, por su liderazgo y por el trabajo que han puesto para conducir este proceso al éxito, tanto ella personalmente como todos los miembros de su equipo.

Sé que contaré también con el apoyo de las Presidencias anterior y futura de las Conferencias, con el apoyo de mis queridas colegas, las Ministras de Dinamarca y Sudáfrica, porque juntas hemos decidido constituir una Troika para impulsar la construcción de acuerdos y dar mayor continuidad al esfuerzo. Agradezco de manera muy especial la presencia de las Ministras Friis y Sonjica.

Finalmente, quiero reconocer también a quienes han aceptado ser facilitadores para los grupos de trabajo de esta reunión.

Su esfuerzo será muy importante en las sesiones que sostendremos y su apoyo sostenido será crucial a lo largo del proceso.

Agradezco al Ministro Groser de Nueva Zelanda, al Profesor Jayakumar de Singapur, a la Señora Sonjica de Sudáfrica, y a la Secretaria de Estado, Teresa Ribero, de España.

Muchas gracias a todos por su presencia, por su compromiso con este tema y les reitero mi convicción de que, juntos, lograremos alcanzar nuestras metas durante las Conferencias de Cancún.

Muchísimas gracias.

-ooo0ooo-

Síguenos en Twitter: @SREmexico y @COP16

    

Page 'Breadcrumb' Navigation:

Site 'Main' Navigation: