Social Media Links:

Síguenos:

Cancuún México 29 de noviembre - 10 de diciembre 
Choose your prefered language: Español | English

Mensaje a los medios de comunicación del Presidente Felipe Calderón sobre el Programa Luz Sustentable y sustitución gradual de focos incandescentes

Mexico
06/12/2010

Presidencia de la República / Discursos / Benito Juárez, Quintana Roo, 6 de diciembre de 2010

Muy buenas tardes, amigas y amigos de los medios de comunicación.

Señoras y señores:

Les agradezco mucho su asistencia a esta conferencia, en la que hablaré de los alcances de la nueva norma para la sustitución gradual de focos incandescentes y el Programa Luz Sustentable, y los apoyos para la sustitución del alumbrado público. Y, finalmente, la sustitución total de focos incandescentes en México por focos ahorradores.

Son una serie de iniciativas, que sumadas a las que anuncié hace un momento en materia de vivienda, están orientadas a transformar la manera en que los mexicanos consumimos energía, entre otras cosas, para la iluminación, y con ello contribuir a mitigar el cambio climático.

Uno de los mayores retos, como ha quedado claro en esta Conferencia de las Partes, está en reducir las emisiones de bióxido de carbono a la atmósfera a partir, entre otras cosas, del uso más eficiente de la energía, particularmente la energía que se usa para producir, particularmente, las emisiones que se realizan para generar electricidad.

El problema que enfrenta el mundo en este sector no es menor. Se estima que la energía destinada a la iluminación representa la quinta parte del consumo total a nivel internacional, y genera el seis por ciento de las emisiones globales de gases de efecto invernadero.

Esto es igual a las emisiones juntas de Alemania y de Japón, y se espera que en los próximos 20 años el consumo eléctrico global por iluminación aumente entre el 80 y el 100 por ciento.

En el caso de México, las cifras son parecidas; casi una quinta parte de la energía eléctrica es para generar iluminación. No sólo eso, sino que el consumo ha venido creciendo a un ritmo de cuatro por ciento anual entre 1997 y 2007 debido, principalmente, a la intensa utilización de focos de baja eficiencia energética, que hoy siguen siendo la mayoría de las lámparas que se utilizan en el país.

No cabe duda que se requiere actuar con decisión e inmediatez para revertir esa tendencia.

Por eso, quiero anunciar que el día de hoy he publicado en el Diario Oficial de la Federación una nueva Norma Oficial Mexicana para eliminar del mercado nacional los focos incandescentes y que puedan ser sustituidos por focos eficientes, ahorradores de energía.

Se trata de una normatividad clave para masificar el consumo de lámparas ahorradoras en todo el país.

Esta norma establece una reducción gradual en la comercialización de lámparas de baja eficiencia energética, de forma tal que, a partir de 2014, ya no se venderán en México, ya no se comercializarán los focos incandescentes, que van de los 40 a los 100 watts.

Concretamente, a partir de diciembre de 2011, ya no se permitirá la venta de focos de 100 watts; a partir de diciembre de 2012 se quitarán del mercado los focos de 75 watts, y a partir de diciembre de 2013, los focos de 40 a 60 watts.

A partir de enero de 2014 no habrá focos incandescentes en el mercado nacional.

Este periodo de transición gradual, permitirá a la industria adaptarse, precisamente, a las  nuevas normas y orientar sus productos, precisamente, hacia lámparas ahorradoras de energía, que en consecuencia reducirán notablemente las emisiones de carbono.

Además, esta norma establece lineamientos muy claros para reducir el consumo de energía de las lámparas, que serán utilizadas en los sectores industrial, comercial, de servicios y de alumbrado público. Con esta norma, nos aseguraremos de que en el futuro cada vez que alguien compre un foco, adquiera un foco o una lámpara ahorradora.

Precisamente para apoyar la economía de las familias en este tránsito hacia una nueva tecnología, presenté el Programa Luz Sustentable, con el objeto de sustituir alrededor de 47 millones de focos incandescentes por lámparas fluorescentes compactas; es decir, vamos a apoyar a las familias de menores ingresos en el país con la sustitución gratuita de lámparas ahorradoras por las lámparas incandescentes que ahora tienen.

Esto va a representar cambios en más de 11 millones de hogares, fundamentalmente de  aquí al año 2012, considerando también un millón y medio que ya se han sustituido en los programas piloto. Es decir, habremos de cambiar la cuarta parte del total de lámparas incandescentes que existían en el país en el 2009, con un programa gratuito del Gobierno Federal en apoyo a las familias de menores ingresos.

Para darnos una idea de la importancia de esta política. Una lámpara ahorradora consume 75 por ciento menos electricidad que un foco incandescente. Por ejemplo, una lámpara, un foco tradicional de 75 watts puede ser sustituido por una lámpara ahorradora de 18 watts que da la misma iluminación y el mismo servicio a la familia.

Además, algo muy importante: la lámpara ahorradora puede durar hasta diez veces más el tiempo que dura un foco convencional. Tengo también el agrado de decirles que en cumplimiento de este programa de apoyo a las familias para sustituir 47 millones de focos incandescentes por focos ahorradores, ya está en curso la licitación, a nivel internacional, que se ha hecho para realizar el cambio de la primera etapa, el cambio de más de 22 millones de focos que forman parte de este programa, y que el próximo año se lanzará la licitación para colocar el parque restante.

Este programa va a traer múltiples beneficios. Calculamos que se va a evitar la emisión a la atmósfera, de entre 780 mil toneladas, a un millón de toneladas de bióxido de carbono por año, con este programa de sustitución.

Segundo, se evitará la combustión, estimamos, de dos millones y medio de barriles de petróleo por año.

Tercero. Se reducirá significativamente el gasto asociado a la producción de electricidad. Por ejemplo, eso evitaría la construcción de una nueva central eléctrica, para darnos una idea del ahorro, lo que equivaldría a ahorrarnos unos 13 mil millones de pesos. En fin.

Cuarto. Los ahorros, en consecuencia, permitirán reasignar recursos a otras prioridades nacionales. El ahorro que vamos a tener en subsidios de electricidad, por ejemplo, es cercano a lo que reciben en este año las Estancias Infantiles de la Secretaría de Desarrollo Social, por darles una idea.

Quinto. El beneficio no es sólo para la economía nacional, sino también para la economía familiar. Al intercambiar cuatro focos, que son los que le vamos a entregar a cada familia, se espera que cada hogar pueda tener ahorros también en su recibo de electricidad que paga bimestralmente.

Por otra parte, una segunda medida vinculada con esto es, que también anuncio, vamos a apoyar a los municipios en la sustitución de sistemas de alumbrado público por sistemas más eficientes.

Lo vamos a hacer a través del financiamiento del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos, BANOBRAS, y la recuperación del financiamiento se va a lograr mediante los ahorros económicos generados por la disminución en el consumo de energía eléctrica.

Es decir, un municipio que ahora tiene, también, lámparas poco eficientes de alumbrado público, al sustituir con el financiamiento de BANOBRAS por lámparas ahorradoras en el alumbrado público, la cantidad que deje de pagar a Comisión Federal de Electricidad va a ser mayor que el costo de pagar el crédito por sustituir las lámparas ahorradoras.

Para impulsar más el proyecto, el Fondo para la Transición Energética y el Aprovechamiento Sustentable de la Energía, va a destinar inicialmente en 2011, 120 millones de pesos para, precisamente, estimular este programa, y apoyar a los municipios con el 15 por ciento del valor del crédito, o hasta 10 millones de pesos.

Con esta estrategia de sustitución acelerada en los sistemas de alumbrado público, cuyos costos serán recuperados por el ahorro que genere la sola sustitución, se estima que reduciremos por lo menos 12 por ciento el consumo de energía en las próximas dos décadas.

Con estas medidas, y una tercera que anuncié hace unos momentos, referidas en materia de vivienda y que refrendo:

En materia de vivienda, a partir del próximo año el INFONAVIT va a asignar sus créditos exclusivamente a viviendas que tengan ecotecnologías; es decir, estamos hablando de por los menos 300 mil y hasta medio millón de créditos hipotecarios que otorga anualmente el Instituto de la Vivienda de los Trabajadores en México. Van a ser Hipotecas Verdes, es decir, hipotecas orientadas a viviendas que tengan ecotecnologías, mecanismos ahorradores de electricidad, de gas o de agua. Y, al mismo tiempo, el programa de apoyo a la vivienda popular, el Programa Ésta es Tu Casa para trabajadores de menos de cuatro salarios mínimos, va a estar también exclusivamente orientado a financiar la adquisición de viviendas que tengan ecotecnologías.

Con estas tres medidas:

El Proyecto Luz Sustentable para sustituir todas las lámparas incandescentes del país por lámparas ahorradoras, incluyendo algunas vertientes:

Primero. Una norma gradual para que a partir de 2014 sólo se puedan comercializar lámparas ahorradoras en el país.

Y segundo. Un programa de apoyo del Gobierno Federal para sustituir gratuitamente hasta 47 millones de lámparas en los hogares más pobres de México.

Con esas medidas, el Gobierno de México refrenda aquí, en el marco de la COP16, su compromiso con el Programa Nacional de Reducción de Emisiones de Bióxido de Carbono, el Programa de Eficiencia Energética.

Y con hechos, México reitera su compromiso en la lucha contra el cambio climático, porque es una tarea que convoca a todos los países.

Sabemos que el mundo reclama a cada nación un esfuerzo adicional para mitigar los efectos perniciosos del calentamiento global.

Nosotros estamos convencidos que frenar el calentamiento global y el cambio climático no es una tarea que sea responsabilidad exclusiva o aislada de naciones poderosas, sino que todos, cada quien en la medida de sus capacidades, podemos aportar, precisamente, a este desafío global.

De ahí la importancia de poner en marcha normas, programas como los que hoy anuncio, que apuestan por un cambio de fondo en la manera en que se consume energía en los hogares mexicanos.

Con acciones como éstas, México ratifica su compromiso con la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, y reafirma su liderazgo en la lucha contra el cambio climático.

La Secretaría de Energía será la encargada de llevar adelante este Programa de Sustitución de Lámparas Incandescentes por Lámparas Ahorradoras, y ya ha iniciado el Programa de Luz Sustentable, que esperemos completar integralmente hacia el 2013, cuando a partir de ahí, a partir del 14, ya no se comercialicen,  más que sólo lámparas ahorradoras en el país.

Muchas gracias por su atención.

-ooo0ooo-

Síguenos en Twitter: @COP16

    

Page 'Breadcrumb' Navigation:

Site 'Main' Navigation: