Social Media Links:

Síguenos:

Cancuún México 29 de noviembre - 10 de diciembre 
Choose your prefered language: Español | English

El Presidente Calderón en la Inauguración del Pabellón de Baja Emisión de Co2

Mexico
10/12/2010

Presidencia de la República / Discurso / Cancún, Quintana Roo, 10 de diciembre de 2010

Qué tal, muy buenos días.

Amigas y amigos.

Me da muchísimo gusto saludarles.

Saludo y agradezco sus palabras al Gobernador Félix Arturo González Canto.

Saludo a la Magistrada Lizbeth Loy song, Presidenta del Tribunal de Justicia.

Y al licenciado Jaime Hernández, Presidente Municipal de Benito Juárez.

Al General Anastasio García, Comandante de la XXXIV Zona Militar.

A la señora Juliet Jiang, Directora Ejecutiva Internacional de Broad Air Quality Technology.

A la maestra Leslie Hendricks Rubio, Rectora de esta Universidad Tecnológica.

A todos los integrantes del presídium.

A Margarita, mi esposa.

Antes que nada quiero, muy sinceramente, agradecer a nombre del pueblo y el Gobierno de México la donación que hace nuestro Gobierno amigo de la República Popular China y la Empresa Broad, que hoy nos hacen al pueblo de México.

Éste es un edificio innovador, como hemos podido constatar todos, un edificio de baja emisión de bióxido de carbono, que no sólo es una muestra de la amistad entre México y China, sino también una muestra de lo que se puede y lo que se debe hacer para reducir las emisiones de bióxido de carbono en México y en todo el mundo.

Hemos recorrido sus instalaciones, hemos recibido una explicación detallada sobre su método de construcción, sobre sus ecotecnologías, y sobra decir que estoy muy gratamente sorprendido, por varias razones.

Primero. Porque es un edificio que, como ya se explicó, fue construido en ocho días. Ojalá así nos pasara con todas las obras públicas que tenemos pendientes. Sino sobre todo por su, obviamente, su resistencia sísmica, pero también, especialmente, su elevada eficiencia energética. Son admirables los ahorros de energía en iluminación y en el sistema de aire acondicionado, así como en prácticamente todos los servicios que ofrece.

Y, bueno, para ir al grano, dónde está, creo que lo que he aprendido, el secreto de estos edificios está en la termicidad. Son edificios aislados, que hacen, precisamente, que cuando hace frío no entre el frío, o no cambie la temperatura tan rápido, y cuando hace calor, no entre el calor externo.

En eso consiste la termicidad, y ese es el gran secreto del ahorro de energía, en construcciones y en general, en el proceso civilizatorio, que como humanidad tenemos.   

No sólo es por evitar las emisiones de bióxido de carbono.  La queja, la preocupación, la preocupación constante de muchos lugares cálidos en México, por ejemplo, como Cancún, desde luego, como la Península de Yucatán, pero también puedo decir como Tabasco, o como Sonora, o como Baja California, cuál es. La gran preocupación es todo lo que tienen que gastar de electricidad para los aires acondicionados.

Ese es el gran tema de estos lugares: el gran consumo de electricidad. Por qué. Porque hay que prender los aires acondicionados a todo lo que dan, todo el día, prácticamente, con lo cual se consume una gran cantidad de electricidad y, claro, naturalmente, el recibo de luz viene mucho más elevado que en cualquier otra parte de la República, incluyendo la Ciudad de México, donde no usamos, con la misma frecuencia por lo menos, los aires acondicionados.

Qué pasaría si encontráramos la manera de hacer edificios que no necesiten aires acondicionados.

Ésta es la respuesta, y es la gran ventaja de esta tecnología térmica que Broad Technology, de China, nos está trayendo el día de hoy a los mexicanos.

Creo que hay una prueba tangible que, con imaginación, con creatividad, con audacia, los seres humanos podemos iniciar una gran reconversión de edificios y viviendas con tecnologías verdes. Y aquí está la muestra de un modelo de desarrollo en el que sí se puede avanzar hacia el camino verde, del que tanto hemos venido hablando en la COP16 aquí, en Cancún.

Al respecto, yo quiero decir que, entre hoy y mañana, muy probablemente hoy, puedan llegarse ya a conclusiones en la Conferencia de las Partes, en Cancún.

Por la información que he recibido, las negociaciones han tenido un muy buen avance, notablemente diferente al avance que se había registrado en anterior ocasión.

Y creo que más allá de los resultados, que ya los conoceremos el día de hoy o a más tardar mañana, lo notable aquí, amigas y amigos, es que se ha recuperado la confianza en la negociación y se ha recuperado la capacidad de diálogo y de construcción de acuerdos entre las partes, que se había perdido, desgraciadamente, en la anterior COP, por un proceso muy intenso, del cual dio cuenta la opinión pública mundial.

Pero, hoy, en Cancún, creo que un primer gran resultado positivo, un resultado que en sí mismo es un éxito de la conferencia, es que se ha recuperado la confianza entre las partes, y eso ha permitido ir construyendo acuerdos que, estoy seguro, van a fructificar en beneficio de la humanidad.

Esperemos que puedan consolidarse acuerdos en adaptación, por ejemplo, para transferir recursos y tecnología a los países más pobres para reparar los enormes daños que les causa el cambio climático, adaptarse a ese cambio climático.

Creo que tendremos grandes avances en materia de tecnología y transferencia de tecnología. Si eso se aprueba, por ejemplo, tecnologías térmicas como las que usa esta institución en el Broad Pavilion, van a ser susceptibles de ser transferidas a los países en desarrollo.

Es decir, va a ser susceptible comprar la tecnología o comprar la, incluso, edificios, diría yo, para poder emitir menos carbón en la construcción y en el mantenimiento de edificios, en la operación misma.

Es muy interesante, por cierto, este edificio. Ver que la técnica es, simple y sencillamente, modular, es una técnica, nos explicaba la Directora, es la técnica como del LEGO, o MECANO en mis tiempos. Se van juntando piezas una sobre otra y se arman así los edificios. Es una gran ventaja que permite que, incluso, las piezas hayan sido traídas de China y armadas aquí. Y creo que eso va a revolucionar también la industria de vivienda y de construcción.

Pero decía yo que si se aprueba la transferencia de tecnología como uno de los puntos de la COP, que yo creo que se va a aprobar, van a poder adaptarse mucho más rápido países pobres a tecnologías innovadoras de desarrollo sustentable.

Los mecanismos de Fondo Verde también, sobre los cuales hay gran consenso, nos permitirán quizá iniciar los fondos de arranque rápido para países en desarrollo.

Las metas de mitigación, por ejemplo, que se están refrendando alrededor de la COP16, van a ser un paso significativo en compromisos de los países por reducir emisiones de gases de efecto invernadero. En fin.

Yo vislumbro avances sustanciales que harán de esta COP16 un éxito. Pero insisto, un éxito en sí mismo es el haber recuperado la confianza entre las partes.

Otro avance sustancial será en los mecanismos de REDD, Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación de Suelos; incorporar toda la parte forestal al esfuerzo de la humanidad, al esfuerzo global de la Conferencia de las Partes que, además, tanto beneficiará a México, que es rico en áreas forestales, va a ser otro gran rubro de la COP, que creo que podemos constatar.

Esto por una parte. Ahora, debo referirme al hecho. No es casualidad de que el edificio, hayamos acordado con el Gobierno chino, de que se instalara, precisamente, en un centro universitario, en un centro educativo en México, y particularmente en esta Universidad Tecnológica de Cancún.

Por qué.

Porque para nosotros es una prioridad, por una parte, abrirles oportunidades de estudio a los jóvenes mexicanos, particularmente en edad universitaria y de media superior; y por otro, es muy importante que los jóvenes universitarios tengan la oportunidad de adentrarse no sólo en el conocimiento de los fenómenos naturales que hoy son el mayor desafío en términos globales del próximo siglo, sino que además puedan también adentrarse en el conocimiento científico de los temas ambientales.

Así que tengo un anuncio que hacer:

Una de las conclusiones que hemos sacado, en el Gobierno mexicano, es que vamos a inaugurar en México, pronto, vamos a arrancar el proyecto para crear en México un Centro de Investigación y Desarrollo Tecnológico en Materia Ambiental, de Cambio Climático y de Energía Renovable, que va a ser auspiciado por el Gobierno mexicano, que va a ser auspiciado por el sector privado también y con los fondos internacionales que probablemente se lleguen a aprobar en la COP16.

Es decir, un Centro Mexicano de Desarrollo Sustentable, un Centro Mexicano de Crecimiento Verde, que estará a las órdenes del país, de los jóvenes, de los investigadores y, desde luego, de los avances de la humanidad. Eso por una parte.

Vamos a crear ese Centro de Desarrollo Sustentable Mexicano, que va a ser una gran aportación, pienso yo, para la investigación científica, que es vital en este tema.

Y por otra parte, aquí, este edificio se va a quedar, obviamente, en la Universidad Tecnológica de Cancún. Ya exploraremos con su Directora cuál será la mejor alternativa. Pero la idea es que aquí pueda orientarse su uso precisamente a, o a hacer un Centro de Investigación misma o bien a crear, y cuentan con nuestro apoyo, Directora, alguna carrera o algún curso de técnico superior en educación, vinculado, precisamente, con estos temas: o con la energía renovable, o con el medio ambiente, o con las ciencias naturales. Que haya aquí, en la Universidad Tecnológica de Cancún, una carrera más, vinculada con el cambio climático y el medio ambiente, y para ello vamos a usar también, aquí, este edificio.

Y por otra parte, ya tocará a los especialistas diseñarle el mejor uso, por lo pronto a mí me parece que así puede ser, por lo menos provisionalmente, muy útil, para que la gente venga y aprenda la importancia de la tecnología y la importancia de la termicidad; es decir, del aislamiento de los edificios en la carrera por el desarrollo sustentable. Esto es vital, insisto.

Qué tan importante es. Imagínense ciudades como Mexicali o como Cancún, o como Villahermosa, sin necesidad de usar aire acondicionado adentro de sus casas o de sus oficinas. Esa es una gran solución verde. Y la clave está en la termicidad de los edificios.

Finalmente, me da mucho gusto estar en la Universidad Tecnológica de Cancún.

Yo quiero decirles, amigas y amigos, que en el Gobierno mexicano hemos abierto 75 centros universitarios en el país en cuatro años, y hemos contribuido a ampliar los campus de  universidades existentes en 35 más, con lo cual hemos dotado en cuatro años  la mayor oferta educativa para estudiantes en educación superior que haya registrado el país en mucho tiempo.

Esto significa, amigas y amigos, que si a principios de la década andábamos más o menos en 20 por ciento de cobertura universitaria, hoy andamos ya cerca del 30 por ciento en cobertura universitaria. Es decir, la tercera parte de los espacios educativos que se han abierto en la historia de México, se abrieron en esta década. Así de simple, el esfuerzo educativo del Gobierno.

Y sí tenemos una preocupación, no sólo sobre la cantidad y la cobertura educativa, sino también sobre la calidad. Y yo debo decir que, en materia de calidad educativa, donde tenemos todavía un gran desafío, también hemos mejorado.

Lo vemos año con año reflejado en la Prueba ENLACE, lo sabemos. Pero también hemos mejorado, amigas y amigos, precisamente, no en la Prueba ENLACE que, a final de cuentas, la hacemos los propios mexicanos, sino mejorado en la Prueba de PISA, que así se llama.

Qué es la Prueba de PISA. Es una prueba que cada tres años se hace internacionalmente, por parte de la OCDE, y en el que, precisamente, se compara la evolución de los alumnos de diversas partes del mundo. México siempre ha sufrido mucho con la Prueba de PISA pero, la verdad, es que hoy estamos, verdaderamente,  en mejores condiciones de proporcionar noticias.

Por ejemplo. Cuánto ha evolucionado México en calidad educativa desde el año 2003 al 2009. Yo quiero decirles que, si mezclamos matemáticas y español, por ejemplo, que es una de las maneras de medirla, en el año 2003 teníamos un puntaje de 392 puntos.

Cuando yo entré a la Presidencia de la República todavía no conocíamos los resultados del 2006, pero en el Plan Nacional  de Desarrollo, y ustedes lo pueden consultar, nos propusimos como una meta muy ambiciosa que México pudiera alcanzar 418 puntos en la Prueba de PISA  para el año 2009.

Cómo nos fue, porque se acaban de dar  a conocer los resultados esta semana. México no sólo alcanzó, sino rebasó la meta que nos habíamos propuesto de calidad educativa, en la Prueba de PISA, porque alcanzamos 422 puntos en el porcentaje promedio de lectura y matemáticas; es decir, pasamos de 392 puntos en 2003, a 422 puntos el año pasado.

En otras pruebas, por ejemplo, esto significa que estamos avanzando notablemente. Por ejemplo, ésta es una muestra que se hace en 64 países. En matemáticas, les voy a dar los datos, que me los acaban de enviar. En matemáticas, en 2003 teníamos un puntaje de 385, en 2009 alcanzamos un puntaje de 419; es decir, un avance sustancial.

Qué tan sustancial es el avance de México. Que en la muestra de 64 países que hicimos la Prueba de PISA, México es el país que más avanzó en matemáticas de todos los países de la Prueba de PISA. Así que, sí está elevándose la calidad educativa, particularmente en matemáticas.

En el propio caso del español, donde habíamos tenido una caída fuerte en el año 2003, la lectura de comprensión, digamos, pasamos de 400 puntos en el año 2003, a 425 en el año de 2009.

Así que, yo quiero reconocer el enorme esfuerzo de autoridades, de maestros, de padres de familia y, desde luego, de los alumnos mexicanos, que han logrado alcanzar las metas que nos habíamos propuesto de calidad educativa en la Prueba de PISA, y especialmente felicitarnos como mexicanos por haber tenido el mayor avance de todos los países evaluados en matemáticas.

No es poca cosa, amigos. Generalmente, muchas veces acostumbramos más a denostarnos y a descalificarnos, pero creo que también es tiempo de reconocernos las cosas buenas que se han hecho, y esto, qué duda cabe, es una cosa muy buena.

Finalmente. Quiero agradecer nuevamente al Gobierno de China, a nuestro amigo el Presidente Hu Jintao, por este donativo; a la empresa Broad, que ha hecho este magnífico edificio, por su tecnología innovadora.

Y espero que podamos implementarla, por lo pronto, en el Gobierno Federal, que pronto pongamos nuevas reglas para que los edificios públicos que se hagan puedan contar, cada vez más, con tecnología de punta, que nos permita el ahorro de energía y reducir los costos y el daño al medio ambiente.

Que sea para bien de los jóvenes universitarios de Cancún.

Que sea para el bien de México este edificio.

Muchísimas gracias.

-ooo0ooo-

Síguenos en Twitter: @COP16

    

Page 'Breadcrumb' Navigation:

Site 'Main' Navigation: