Social Media Links:

Síguenos:

Cancuún México 29 de noviembre - 10 de diciembre 
Choose your prefered language: Español | English

El Presidente afirmó que es pretensión suya...

Mexico
Diversos Medios
05/06/2010

El Presidente Felipe Calderón dijo que cuando los mexicanos se dividen, separan o pelean, "no la hacemos, nos va mal". El mandatario encabezó aquí la ceremonia del Día Mundial del Medio Ambiente 2010 en el corazón de la reserva de la biosfera de Calakmul, con ruinas mayas como telón de fondo. El Presidente afirmó que es pretensión suya "poner a México muy alto en materia ambiental (y) hacer de México un país líder en materia ambiental . UNI 10, REF 7, JOR 33, MIL 5, EXC 16

El Presidente Felipe Calderón, confirmó de paso que la Secretaría de Relaciones Exteriores es la encargada de la cumbre de cambio climático de noviembre, luego de que Rodolfo Elizondo duró menos de un mes al frente de esta tarea, tras su salida de la Secretaría de Turismo, en marzo. UNI 10, REF 7

El Presidente Felipe Calderón, al advertir que la historia demuestra que "cada vez que nos dividimos los mexicanos, no la hacemos, nos va mal", consideró necesario privilegiar las coincidencias del interés común para afrontar la inseguridad y los problemas del desarrollo. En un mensaje en el que señaló que la falta de unidad nos ha llevado a perder, el mandatario federal puso como ejemplos de eso la caída de la civilización maya y el comportamiento ante invasiones extranjeras.

En la conmemoración del Día Mundial del Medio Ambiente, a celebrarse este sábado, el mandatario se refirió al hecho "muy peculiar" de Calakmul, en la civilización maya, donde fue constante la lucha con otros señoríos, como el de Tikal, en Guatemala. "A pesar de todas nuestras broncas y problemas del día con día", su gobierno busca concretar acuerdos diplomáticos y conseguir avances en noviembre, en la Conferencia Mundial de la ONU, a efectuarse en Cancún. EXC 16

México "sin justicia ambiental", dice Greenpeace. México celebra hoy el Día Mundial del Medio Ambiente acuciado por "la falta de justicia ambiental" y sin proponer, a seis meses de acoger la próxima Conferencia Mundial sobre el Cambio Climático, soluciones para las secuelas de este fenómeno que padece en carne propia, denunció Greenpeace. Efectos como el deshielo de los glaciares de los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatly la deforestación masiva exigen que "la preocupación" que tiñe los discursos del presidente Felipe Calderón se refleje "en hechos", indicó a Efe la responsable de comunicación de Greenpeace México, Cecilia Navarro. Hechos que disten de la promesa, incumplida según Greenpeace, que México hizo hace dieciocho años en la Cumbre de la Tierra de Río de Janeiro: quien contaminase en su territorio, tendría que pagar. Para Navarro, existen muchos ejemplos de la necesidad de una ley de responsabilidad ambiental, aunque citó como paradigmático el de la minera San Xavier, una filial de la canadiense New Gold que continúa sus operaciones en San Luis Potosí pese a las advertencias de organizaciones ecologistas y de la propia justicia mexicana. La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) exigió en 2009 un plan de cierre definitivo a San Xavier. Aferrada a un recurso de amparo que fue sobreseído en abril, la empresa prosigue sus actividades de procesamiento de minerales a cielo abierto, que contaminan el cerro de San Pedro y sus escasas aguas.

Mientras, en Cancún avanzan los preparativos para la Conferencia de la ONU sobre Cambio Climático (COP16/CMP6) que allí tendrá lugar en diciembre. Navarro advirtió de que "vigila" a la Presidencia de su país, que se ha convertido "en un líder mundial en el diagnóstico" de las consecuencias que el círculo vicioso del calentamiento global inflige en su territorio, pero sigue "sin tener soluciones". Sólo cuatro de los 32 estados de la República cuentan con planes de acción contra el cambio climático: el Distrito Federal, Sonora, Baja California y Veracruz. Además, México, dijo Navarro, ocupa ya el quinto lugar del mundo en deforestación. Otro caso es el de las migraciones ambientales, como las que se han registrado en el estado de Tabasco por culpa del avance del mar sobre determinadas comunidades. Navarro cifró en 70 millones de personas (de los 107 millones de mexicanos) vulnerables al cambio climático y que necesitan con urgencia "protección y recursos".

A Greenpeace también le preocupan los dos litorales, Caribe y Pacífico de México, a los que amenazan los vertidos tóxicos, evidenciados por la presencia de metales pesados en mariscos y crustáceos, la actividad petrolera y las agresivas técnicas de pesca que han llevado a casi todas las pesquerías del país a la sobreexplotación. El derrame de British Petroleum en el Golfo de México, que afecta de momento a las costas de Louisiana, no debe eclipsar, para Navarro, a la "desastrosa gestión de Pemex" (la petrolera estatal de México), "tan desastrosa como la de las privadas de otros países". Navarro recordó, asimismo, la siembra -hasta ahora confinada y experimental- de maíz transgénico en México, considerado uno de los puntos de origen de este cereal. La riqueza biológica del maíz mexicano y su influencia determinante en la vida de tantas comunidades peligra por culpa de un Gobierno "subordinado a las corporaciones", proclamó Navarro. EFE

El contenido de las noticias que se presentan en esta sección es responsabilidad directa de las agencias emisoras de noticias y no necesariamente reflejan la posición del Gobierno de México en este u otros temas relacionados.

    

Page 'Breadcrumb' Navigation:

Site 'Main' Navigation: