Social Media Links:

Síguenos:

Cancuún México 29 de noviembre - 10 de diciembre 
Choose your prefered language: Español | English

La UE y el cambio climático

Mexico
El Universal
22/08/2010
Connie Hedegaard

Alcanzar un acuerdo internacional sólido sobre el cambio climático es una prioridad para la Unión Europea (UE). Los primeros cinco meses de este año fueron en promedio los más calurosos desde que se comenzó a llevar registros en 1880. La ola de calor en Rusia, las inundaciones en Paquistán y la sequía en China son consecuencia del aumento de los fenómenos atmosféricos severos que dan una muestra de lo que traerá el cambio climático. Éste no desaparecerá, no importa lo que una minoría de escépticos quiera que creamos.

En la conferencia de Copenhague (2009), los países reconocieron que el calentamiento global necesita mantenerse por debajo de los 2°C para prevenir impactos más severos y potencialmente catastróficos. Esto requiere un esfuerzo internacional coordinado.

En Copenhague se lograron algunos progresos. El acuerdo que surgió, aunque no es vinculante, condujo a las grandes economías a establecer compromisos para reducir sus emisiones o tomar acciones para regularlas. El acuerdo incluye compromisos por parte del mundo industrializado para proporcionar cerca de 30 mil millones de dólares para el financiamiento en el periodo 2010-2012, para ayudar a las naciones en desarrollo a la adaptación y mitigación del cambio climático. Casi una tercera parte de este financiamiento provendrá de la Unión Europea.

En 2007, la UE inició una economía de bajo carbón y se comprometió a recortar las emisiones de gases de efecto invernadero hasta 20% por debajo de los niveles de 1990 para 2020. Y además, la UE negocia expandir la reducción hasta alcanzar 30% si otras economías hacen su parte. Para el largo plazo establecimos la meta de recortar las emisiones, junto con otros países industrializados, de 80 a 95% por debajo de los niveles de 1990 para el 2050.

Europa está lista para decisiones ambiciosas en Cancún. Se necesita llegar a cuerdos que incluyan lo alcanzado, así como asuntos institucionales, y que sienten las bases para un esquema legalmente vinculante sobre el clima. Estas decisiones podrían incluir la cooperación tecnológica, un esquema para la adaptación al cambio climático y otro para reducir emisiones provenientes de la deforestación tropical, nuevos mecanismos para el carbón, y la construcción de capacidades en países en desarrollo. Esto último está relacionado con otro importante asunto, la transparencia en cómo medimos, reportamos y verificamos nuestros esfuerzos. El acuerdo de Copenhague ya tomó en cuenta este tema, pero necesita ser desarrollado por parte de todos los países.

La preferencia de la UE es por un esquema legalmente vinculante sobre el clima mundial que debería plasmarse en un nuevo tratado. Estamos, no obstante, abiertos a considerar un segundo periodo de compromisos bajo el Protocolo de Kyoto que se centre en que otros grandes emisores se comprometan a llevar a cabo su parte y que las debilidades en el protocolo que actualmente minan su integridad ambiental sean solucionadas.

La última ronda de las negociaciones internacionales, realizada en agosto en Bonn, logró avances hacia nuevos compromisos para el Protocolo de Kyoto, pero esto no fue igualado en las negociaciones paralelas sobre la acción de cooperación a largo plazo por parte de todos los países. Necesitamos que EU y los países en desarrollo se comprometan de forma más enérgica en acciones y objetivos de mitigación.

Un segundo periodo de compromisos bajo el Protocolo de Kyoto, sin corregir sus debilidades, no daría garantías de mantener el calentamiento global por debajo de los 2°C. La atención central del protocolo sobre los países industrializados, y la ausencia de EU, significa que el protocolo compromete a los países que representan sólo 30% de las emisiones globales. Aún así, el hecho es que el aumento en las emisiones globales está siendo causado cada vez más por economías emergentes, como lo señalan los datos recientes que indican que los recortes en las emisiones de los países industrializados el año pasado fueron superados por el crecimiento de las emisiones en los países en desarrollo de rápido crecimiento.

Cancún puede conseguir un resultado ambicioso. El clima lo necesita. La UE está preparada. Espero que otros lo estén también.

*Comisaria Europea de Acción por el Clima

El contenido de las noticias que se presentan en esta sección es responsabilidad directa de las agencias emisoras de noticias y no necesariamente reflejan la posición del Gobierno de México en este u otros temas relacionados.

    

Page 'Breadcrumb' Navigation:

Site 'Main' Navigation: