Social Media Links:

Síguenos:

Cancuún México 29 de noviembre - 10 de diciembre 
Choose your prefered language: Español | English

“Las negociaciones de clima están estancadas”

Negociations about weather are stuck (Traducción no oficial)

Denmark
Information
07/09/2010
Jørgen Steen Nielsen

Todavía estamos esperando el resultado del debate entre los países industrializados y los países en desarrollo sobre las ayudas climáticas a los países pobres.

“Una reunión nada productiva”, dijo el Ministro de Medio Ambiente de la India Jairam Armes. “Bastante constructiva”, señaló el negociador de clima de EUA Todd Stern. “Un éxito”, comentó el anfitrión, el Ministro de Medio Ambiente de Suiza, Moritz Leuenberger.

Así de diferente fue calificada una reunión de dos días recientemente en Ginebra, donde los ministros y altos negociadores de clima de 46 países trataron de avanzar en las negociaciones sobre la ayuda financiera para iniciativas climáticas en los países en desarrollo.

El dinero sobre la mesa de los países industrializados es considerado como una condición previa esencial para alcanzar resultados en la COP16, la cumbre global de clima en Cancún, México, que tendrá lugar a principios de diciembre. En parte, porque ya debe de empezar a fluir dinero este año para el cumplimiento de las promesas de los países ricos en la COP15 en Copenhague sobre la donación de 30,000 millones de dólares en el periodo 2010-2012 como “ayuda de puesta en marcha” para los países en desarrollo, y en parte, porque debe encontrarse dinero para ayuda climática a largo plazo con el objetivo de alcanzar 100,000 millones de dólares anualmente en 2020.

La reunión en Ginebra mostró que los países ricos han prometido más de 30,000 mil dólares para la ayuda rápida: 15,000 millones de Japón. 10,000 millones de la Unión Europea y 7,000 millones de EUA.

El principal negociador americano, Todd Stern, dijo en Ginebra que EUA quiere poner “algo más que mil millones “sobre la mesa este año, si bien aún no ha recibido del Congreso la aprobación para entregar el resto, hasta 7,000 millones en 2011-2012.

La contribución prometida por Dinamarca, más de 200 millones de dólares, de donde se espera que 53 millones sean donados este año, y el resto en 2011-12. Los países desde ahora pueden publicar su contribución para ayuda de puesta en marcha en un nuevo sitio electrónico abierto por el gobierno holandés: faststartfinance.org.

¿Nuevos o viejos?

El problema es que no está claro qué cantidad de dinero, tal como se acordó en Copenhague son recursos "nuevos y adicionales», y cuántos son simplemente reasignados dentro de los presupuestos de ayuda existentes. “Aún no es posible determinar si el dinero de la puesta en marcha es realmente nuevo y no promesas de ayuda recicladas, si  el dinero se ha destinado efectivamente y a través de qué canales", dice Romain Benicchio, asesor político de la organización de ayuda Oxfam y observador en la reunión de Ginebra.

Nora Honkaniemi, representante de la Red de ONG, Red Europea sobre Deuda y Desarrollo (Eurodad), dice que el sitio web en lengua holandesa es un buen comienzo, “pero no cumple los requisitos mínimos de transparencia que debe garantizar que el dinero puede ser seguido y utilizado con eficacia”.

La secretaria ejecutiva de la Convención de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, Christiana Figueres, disculpó en la reunión a los países industrializados sospechosos de reciclaje de los fondos de ayuda:

"Es comprensible si no todo el cien por ciento de los 10,000 millones de dólares para este año es nuevo y adicional porque los presupuestos ya han sido definidos. "

Algo por algo

Más explosiva en las negociaciones climáticas es la cuestión de la ayuda de clima a largo plazo: los 100,000 millones de dólares por año en 2020 y el nuevo Fondo Verde que debe manejarlos. EUA anunció de manera firme en Ginebra que sólo se podría ir más lejos en lo del dinero si los países en desarrollo –en particular países como China e India- a cambio se comprometen a esfuerzos climáticos serios y que se permita la transparencia.

"Se debe necesariamente ser parte de un paquete. No vamos a reaccionar con el Fondo Verde y los 100,000 millones de dólares, si las cuestiones que son esenciales para el equilibrio del Acuerdo de Copenhague - incluidas las medidas sobre el cambio climático y la transparencia – tampoco se desarrollan", dijo Todd Stern, en Ginebra.

El día antes de la reunión, el principal negociador de China durante la COP 15, Yu Qingtai, en un discurso pronunciado en Pekín dejó bastante clara la posición de China: "Los estadounidenses no tienen derecho a decirle a los chinos que sólo deben utilizar el 20 por ciento de la energía (que los americanos usan, red.). No queremos contaminar, como ellos han hecho, pero tenemos el derecho a perseguir una vida mejor".

EUA, Nueva Zelanda, Australia, Japón, España e Italia no sólo han fracasado a la hora de reducir las emisiones, sino que éstas han aumentado notablemente, y no parece como si sintieran que han hecho algo malo (…). No podemos aceptar ciegamente que la protección del clima es interés común de la humanidad, los intereses nacionales vienen primero”, dice Yu Qingtai.

El mercado para ayuda

En Ginebra, una serie de países desarrollados dijeron que la ayuda del clima a largo plazo, que será administrado por el Fondo Verde, no sólo puede consistir en fondos de ayuda pública, sino en gran medida también  se basará en recursos privados e inversión privada en las iniciativas climáticas de los países en desarrollo. Además, algunos sostienen que también las grandes economías emergentes, como China e India, deben contribuir a la ayuda a largo plazo para  los países más pobres y vulnerables a los riesgos climáticos. Éste fue uno de los puntos en las negociaciones que provocó, entre otras cosas, que India enviara señales de alerta.

"Con las presiones financieras que tienen los países desarrollados, en todo la negociación sobre financiamiento tratan de redefinir sus obligaciones", dijo Jairam Ramesh, el Ministro indio de Medio Ambiente, al periódico The Economic Times.

"Si alguien está corriendo en retirada en relación con el Acuerdo de Copenhague, son los norteamericanos y europeos, porque están tratando de reinterpretar los 100,000 millones de dólares en 2020.  Están tratando de redefinir los 100,000 millones de dólares diciendo que "si llegamos con 10,000 millones y encontramos las fuentes para los restantes 90,000 millones de dólares, entonces hemos cumplido con nuestra meta de 100,000 millones de dólares.”

El ministro indio percibió la reunión en Ginebra como "un esfuerzo consciente por parte de las naciones desarrolladas de minimizar el financiamiento, y de exagerar el papel del mercado en el financiamiento de clima".

El anfitrión de la reunión, Moritz Leuenberger, Ministro de Medio Ambiente de Suiza, calificó el encuentro de "un éxito, porque las nuevas ideas se discutieron y los ministros participantes trabajaron juntos en una atmósfera de confianza mutua".

Las ONG no tienen exactamente la misma opinión del proceso.

"No parece que haya muchos avances concretos. Los frentes ya están muy claros y no parece que vaya a suceder mucho en la cuestión sobre financiamiento de clima en Cancún, excepto tal vez sobre el asunto de la construcción del Fondo Verde. Es muy desafortunado porque el dinero sobre la mesa podría ser clave para seguir avanzando ", dice Kirsten Auken, asesor climático en DanChurchAid.

Todos los países del mundo se reunirán a principios de octubre en China para una última ronda antes de la COP 16.

El contenido de las noticias que se presentan en esta sección es responsabilidad directa de las agencias emisoras de noticias y no necesariamente reflejan la posición del Gobierno de México en este u otros temas relacionados.

    

Page 'Breadcrumb' Navigation:

Site 'Main' Navigation: