Social Media Links:

Síguenos:

Cancuún México 29 de noviembre - 10 de diciembre 
Choose your prefered language: Español | English

Acciones sencillas y oportunas para proteger el ambiente

Es necesario recuperar las cuencas

El Salvador
El Diario de Hoy
28/09/2010

No es una tarea ardua y los beneficios son para quien siembra, y para sus vecinos.

Una cuenca hidrográfica no es sólo un canal natural para que circule el agua.

Es la fuente de este recurso para las comunidades cercanas, el medio natural para la reproducción de especies animales y vegetales, una forma de facilitar la dinámica de las termales.

Sin embargo, el descuido y el excesivo aprovechamiento de los recursos, las convierten en problemas.

En condiciones ideales, una cuenca totalmente reforestada y que no sea afectadas por la contaminación, se convierte en un recurso natural de excelente productividad y su máxima utilidad sería un río de aguas cristalinas lleno de peces y recursos acuáticos que todos quisiéramos disfrutar, convirtiéndose en una estructura ecológica de inigualable riqueza.

Pero la realidad es diferente. Tenemos cuencas totalmente deforestadas y el agua fuertemente contaminada, donde gobierna la erosión hidráulica.

Una cuenca es el camino natural del agua lluvia, la cual tiene tres caminos: se va en escorrentía, se evapora, o se infiltra al subsuelo a través de los árboles formando manantiales.

Debemos realizar cultivares de arboles promisorios para las necesidades humanas y de toda clase de vida silvestre beneficiosa para nuestra existencia.

Con imaginación y dedicación, se pueden realizar cultivares de arboles promisorios y establecer las viviendas con fundamentos bioclimáticos.

El agua es el “elemento animador de la vida”. Pero si la contaminamos o no la sabemos manejar, se vuelve un elemento conductor de la muerte y desgracias.

Es relativamente fácil recuperar y disfrutar las bondades de una cuenca, todo es cuestión de actitud y todo ser humano tiene la aptitud para realizar cultivares en función de un beneficio personal, si tiene claro qué obtendrá.

Lo difícil es saber vender el beneficio colectivo y desprendernos del cáncer humano llamado el merecimiento o máxima expresión de egoísmo.

Lo importante es que reconozcamos que vivimos en una franja tropical del planeta, la cual cuenta, con la mayor biodiversidad y que las plantas existieron antes que los seres humanos y se desarrollaron felizmente y además si no desestabilizamos las pendientes naturales de las cuencas, no provocarán desastres, siempre y cuando estén bien forestadas.

El contenido de las noticias que se presentan en esta sección es responsabilidad directa de las agencias emisoras de noticias y no necesariamente reflejan la posición del Gobierno de México en este u otros temas relacionados.

    

Page 'Breadcrumb' Navigation:

Site 'Main' Navigation: