Social Media Links:

Síguenos:

Cancuún México 29 de noviembre - 10 de diciembre 
Choose your prefered language: Español | English

Finquero crea pulmón en la ciudad de Rivas

Nicaragua
El Nuevo Diario
30/09/2010

Claro que la reforestación puede marcar una diferencia en nuestras vidas, el finquero rivense Efraín López Yescas, decidió entre 2001 y 2002 hacer en su propiedad un arboretum, que ahora se ha convertido en un pequeño pulmón productor de oxígeno del cual están interesados inversionistas japoneses, según reveló el propio productor.

Según López Yescas, la idea de reforestar su finca “Foresta número uno”, localizada en San Jacinto, de la comunidad indígena de Veracruz, surgió “para hacer conciencia a otros productores que por iniciativa propia hay que mejorar el clima y que todos tenemos que hacer algo para atraer el agua, producir oxígeno y que la solución está reforestando y cuidando los árboles”, señaló.

Con esa idea emprendió su proyecto de sembrar en once manzanas de su propiedad once mil 400 plantitas de las especies caoba y cedro real, de los cuales 9,600 se han convertido en frondosos árboles que según él, no sólo son el nuevo pulmón productor de oxígeno de Rivas, sino que también le han mejorado la productividad de sus cosechas y ha regresado el agua a la propiedad, “porque antes el vital líquido se encontraba a 18 metros de profundidad y ahora está a cinco”, dijo.

Proyecto de uso industrial

El productor añadió que su proyecto es de uso industrial y que los japoneses ya se han interesado para la producción de oxígeno. Agregó que el cedro real predomina en su arboretum, se trata de una especie en veda por estar en peligro de extinción y que son pocos los que se arriesgan a reforestar esta especie por requerir de un costoso mantenimiento, tras explicar que en los primeros cuatro años la plantita es atacada por una mosca que penetra en los cojollos y posteriormente es afectada por el gorgojo barrenador que ataca las raíces.

Es por tal razón que según Yescas López, se debe de estar vigilando las plantas y abonarlas cada tres meses para contrarrestar las plagas por lo que aseguró que la inversión es cuantiosa, pero no duda que vale la pena.

Cero incentivo del gobierno

Al final dijo que no ha recibido ningún incentivo de parte del gobierno por dedicarse a reforestar y esto según él, “es lo que hace que muchos pierdan el interés de crear áreas boscosas, ya que en Nicaragua está estipulado que por cada hectárea reforestada el gobierno debe entregar un incentivo de 750 dólares y esto no sucedió conmigo”.

El contenido de las noticias que se presentan en esta sección es responsabilidad directa de las agencias emisoras de noticias y no necesariamente reflejan la posición del Gobierno de México en este u otros temas relacionados.

    

Page 'Breadcrumb' Navigation:

Site 'Main' Navigation: