Social Media Links:

Síguenos:

Cancuún México 29 de noviembre - 10 de diciembre 
Choose your prefered language: Español | English

China acoge las negociaciones previas a Cancún para mostrar más compromiso

China
EFE
04/10/2010

Gobiernos, ONGs y organizaciones internacionales se dan cita desde hoy en la Conferencia de Cambio Climático de Tianjin, una reunión con la que la ONU quiere limar flecos antes de la Cumbre de Copenhague mientras China desea mostrar su compromiso en la lucha contra el calentamiento global.

Tres mil delegados de 170 países se reúnen hasta el 9 de octubre en esta ciudad portuaria, situada a 150 kilómetros al este de Pekín, con el objetivo principal de concretar qué se puede negociar y acordar en noviembre y diciembre en Cancún, para evitar así el fiasco que el año pasado representó la Cumbre de Copenhague.

Además, a nivel político es la primera reunión auspiciada por las Naciones Unidas sobre cambio climático que se celebra en China, lo que, según los participantes, es un importante logro y una muestra de que el país asiático, actualmente el mayor emisor mundial de dióxido de carbono, está dispuesto a asumir compromisos.

La secretaria ejecutiva de la Convención de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, Christiana Figueres, destacó tras la inauguración que hay datos que invitan al optimismo de cara a Cancún.

Especialmente en el terreno financiero, ya que las naciones desarrolladas parecen haber avanzado ya en el establecimiento de un fondo para ayudar a los países en desarrollo a luchar contra el cambio climático y sus efectos.

Figueres señaló que "ya se han identificado 28.000 de los 30.000 millones de dólares para ese fondo", que se pondría en práctica en los años 2011 y 2012, aunque debería haber empezado a dar sus primeros pasos en 2010.

La costarricense elogió además a China por acoger esta conferencia, que no estaba inicialmente prevista este año y en la que "el país asiático ha sido capaz de preparar en dos meses lo que a otras naciones les hubiera costado muchos más", y además en una semana en la que el país asiático está paralizado (por las vacaciones del Día Nacional.

Dejando aparte la cuestión organizativa, Figueres subrayó que China ha mostrado su interés en luchar contra el cambio climático con compromisos como la reducción de la intensidad de carbono (un 40-45 por ciento menos para 2020), pero también pidió a Pekín que "muestre su liderazgo y sea más flexible" en las negociaciones.

Por otro lado, la líder de las negociaciones de cambio climático de la ONU reconoció que no va a ser fácil lograr en Cancún un acuerdo vinculante, aunque aclaró que a diferencia del año pasado en Copenhague ésa ya no es la prioridad, sino la de "sentar las bases para que ese acuerdo sea posible en el futuro", quizá en la cumbre que en 2011 se celebrará en Johannesburgo (Sudáfrica).

Muchos se han resignado a esa realidad, pero no la Unión Europea: uno de sus jefes de delegación en Tianjin, Artur Runge-Metzger, señaló en rueda de prensa que se debe lograr un acuerdo concreto y con obligaciones en México, ya que, de lo contrario todos estos años de negociaciones "van a perder su legitimidad".

Tampoco parece que China vaya a aprovechar su nuevo papel de anfitrión de negociaciones de cambio climático para hacer grandes anuncios como el que el pasado año lanzó antes de la Cumbre de Copenhague, en el que prometió el mencionado recorte del 40 al 45 por ciento en la intensidad de carbono en 10 años.

"China no va a anunciar nada grande aquí, habrá que esperar a la discusión del próximo Plan Quinquenal (a mediados de octubre) para conocer más detalles" sobre nuevas medidas a tomar por China, destacó Yang Ailun, de la organización ecologista Greenpeace.

En las reuniones de esta semana también participan ONGs que siguen siendo pesimistas respecto al desarrollo de los negociaciones, incluso en la financiación a países en desarrollo que ONU sí ve con optimismo. Según algunas de estas organizaciones, mucho del dinero de estos fondos no es "nuevo", sino que provendrá de ayudas que ya se han gastado anteriormente, y además existe todavía un serio desacuerdo entre EEUU y naciones en desarrollo como China e India.

Por ejemplo, EEUU pide a estos países, a cambio del establecimiento de ese fondo, que esos países den información completa y verificada por observadores internacionales de sus emisiones y del uso de los fondos, un espinoso punto que todavía muestra las diferencias.

"Es un poco inocente por parte de Estados Unidos pedir información concreta y verificada a cambio de un fondo que aún no está concretada.

Hay que aumentar la confianza mutua, y desgraciadamente son los países desarrollados los que tienen que dar el primer paso en este sentido", señaló al respecto Raman Mehta, de Action Aid India.

Las ONGs advierten que el planeta está dando muestras de la urgencia que existe a la hora de cambiar mentalidades, por ejemplo con las graves catástrofes naturales sufridas este verano, desde las inundaciones en Pakistán a China pasando por los incendios forestales en Rusia.

El contenido de las noticias que se presentan en esta sección es responsabilidad directa de las agencias emisoras de noticias y no necesariamente reflejan la posición del Gobierno de México en este u otros temas relacionados.

    

Page 'Breadcrumb' Navigation:

Site 'Main' Navigation: