Social Media Links:

Síguenos:

Cancuún México 29 de noviembre - 10 de diciembre 
Choose your prefered language: Español | English

Gro Harlem Brundtland: La Cumbre de Cancún "no será una oportunidad perdida"

Spain
EFE
07/10/2010
Caty Arévalo

La mujer que despertó la conciencia ambiental del planeta, Gro Harlem Brundtland, actual enviada especial de la ONU para el Cambio Climático, asegura que no se puede esperar un gran acuerdo de la próxima Cumbre de Cancún, pero que a pesar de ello "no será una oportunidad perdida".

La Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Cambio Climático (COP16) se celebrará en Cancún (México) a partir del próximo 29 de noviembre y hasta el 10 de diciembre, y Brundtland es una de las voces de conciencia del foro.

La ex primera ministra noruega fue quien puso el cambio climático, la biodiversidad y el desarrollo sostenible en la agenda política mundial con un revolucionario informe, "Nuestro futuro común" (1987), que sirvió de punto de partida para el desarrollo de todas las cumbres, convenciones y protocolos ambientales de los últimos 20 años.

Veintitrés años después, la doctora Brundtland opinó, en una entrevista con EFE, que aquel documento, en el que se acuñó por primera vez el término "desarrollo sostenible", "ofreció una fotografía perfecta de la situación del planeta que todavía hoy perdura".

Pero, sobre todo, explica, "dio la voz de alarma sobre el cambio climático y advirtió de que la situación no admitía esperas, que había que actuar rápido".

Brundtland opina que los líderes mundiales hicieron caso de las advertencias de ese documento y, siguiendo sus recomendaciones, celebraron una Cumbre de la Tierra (Río 92) y firmaron el Protocolo de Kyoto (1997).

"El problema", agrega, "es que hoy día sólo el 30 por ciento de las emisiones mundiales corresponden a los países que ratificaron ese protocolo y ese porcentaje irá decreciendo. Hay nuevos actores, como China, India, Brasil o Sudáfrica, que se han convertido en los grandes emisores, y si no se implican esos países no habrá solución al cambio climático".

Brundtland opina que el compromiso político era mayor hace dos décadas, pero simplemente por el hecho de que "en la Cumbre de Río los líderes mundiales todavía no tenían muy claro las consecuencias de lo que estaban firmando".

"Eso no ocurre ahora que los políticos son plenamente conscientes de que firmar es comprometerse, y de que lo que firmen tendrá una repercusión directa en las políticas de sus países, y que incluso puede redundar en una sanción si no lo cumplen. Por eso es tan complicado llegar a un acuerdo en cambio climático", explica.

A pesar de ello, la ex presidenta de la Organización Mundial de la Salud (1998-2003) subraya que es necesaria "una solución antes de 2012, cuando expira el Protocolo de Kyoto," y espera "que los líderes políticos se den cuenta de que, lograrla, es su responsabilidad".

Sobre el camino que hay que seguir para triunfar en esta batalla ofrece dos pistas, "que las energías renovables representen entre un 50 y un 80 por ciento del sistema eléctrico de los países desarrollados en 2050", y que "las economías de mercado estén reguladas por un marco legal que proteja el medio ambiente y los derechos sociales".

Brundtland se muestra también tajante en un aspecto: "China no puede quedarse de brazos cruzados en la lucha contra el cambio climático, porque entonces el resto de esfuerzos no servirían de nada".

Además de convencer a los líderes políticos mundiales de que el calentamiento global "no admite esperas y hay que actuar ya", Brundtland tiene por delante la tarea de elaborar, por encargo de la ONU, el nuevo informe sobre desarrollo y sostenibilidad que será presentado en 2012 en la Cumbre Río+20.

En ese sentido comenta que el equipo que lo está redactando acaba de empezar a trabajar, pero explica que la misión que tienen encomendada es "ver cómo ha cambiado la situación ambiental en los últimos diez años y dar los mejores consejos que podamos en base a ello".

El contenido de las noticias que se presentan en esta sección es responsabilidad directa de las agencias emisoras de noticias y no necesariamente reflejan la posición del Gobierno de México en este u otros temas relacionados.

    

Page 'Breadcrumb' Navigation:

Site 'Main' Navigation: