Social Media Links:

Síguenos:

Cancuún México 29 de noviembre - 10 de diciembre 
Choose your prefered language: Español | English

“Cambios Climáticos y Nutrición”

Ecuador
El Universo
12/10/2010

El presente año (2010) se perfila ya como aquel en que han ocurrido las mayores tragedias humanas debido a cambios climáticos y otros aciagos fenómenos naturales. Lluvias torrenciales con las consiguientes inundaciones, huracanes, tsunamis, terremotos y otros avatares naturales han afectado directa o indirectamente a millones de habitantes.

Gobiernos y numerosas instituciones han debido afrontar primero las necesidades más inmediatas y apremiantes como dotar a las poblaciones afectadas de refugios, así fuesen precarios y provisionales, alimentos y medicinas. Luego han afrontado los destrozos de vías de comunicación, hospitales, escuelas y edificios públicos.

Desde el punto de vista alimentario y nutricional, quienes más han sufrido y sufren son los niños menores que se encuentran en periodos críticos de crecimiento y desarrollo y peor aún si desde antes de las catástrofes los niños ya estaban desnutridos. El mayor déficit del desarrollo que se produce no es tanto del tamaño del cuerpo cuanto de las capacidades intelectuales. Adicionalmente cuando inundaciones y otros fenómenos naturales han afectado a la agricultura, ha disminuido la producción de alimentos y ha aumentado el precio de los mismos, todo lo cual ha contribuido calamitosamente al aumento de la pobreza y a la mayor desnutrición infantil.

Los nefastos cambios climáticos no se reducen a los mencionados. Como se ha visto en este y en recientes años, también han ocurrido sequías prolongadas con pérdida de las cosechas. El aumento de la temperatura atmosférica, aunque se trate solo de una fracción de grado centígrado, acelera la maduración de las plantas pero disminuye su productividad.

Una reciente publicación del Comité Permanente de Nutrición de las Naciones Unidas está dedicada a tratar en detalle la falta de preocupación que ha habido respecto a la alimentación y la nutrición, en particular de los niños, en los casos de desastres naturales.

Entre las tantas recomendaciones que formula el Comité Permanente de Nutrición para hacer frente a los cambios climáticos están: desarrollar programas multisectoriales no solo de provisión de agua y sanitarios cuanto de alimentos y nutrición, promover buenas prácticas medioambientales con intervenciones que prioricen las necesidades nutricionales, prever un sistema de consecución de alimentos apropiados para niños pequeños, habida cuenta que las donaciones por parte de países amigos consisten en alimentos convenientes para adultos y no para niños desnutridos.

Es claro que estas y otras recomendaciones serán, con el correr de los años, cada vez más pertinentes. Por desventura, la contaminación del medio ambiente a escala planetaria, la destrucción de selvas y manglares, la desertificación, y otros males prosiguen a ritmo creciente y en consecuencia los cambios climáticos son cada vez más drásticos y su efecto sobre millones de infantes desnutridos es potencialmente devastador.

El contenido de las noticias que se presentan en esta sección es responsabilidad directa de las agencias emisoras de noticias y no necesariamente reflejan la posición del Gobierno de México en este u otros temas relacionados.

    

Page 'Breadcrumb' Navigation:

Site 'Main' Navigation: