Social Media Links:

Síguenos:

Cancuún México 29 de noviembre - 10 de diciembre 
Choose your prefered language: Español | English

Aportes para conservar el Yasuní suman $ 140.000

Ecuador
El telégrafo
18/10/2010

La iniciativa será promovida en la cumbre biológica que inicia hoy en Japón y en noviembre en México

Tras más de dos meses de la creación del fideicomiso Yasuní ITT (Ishpingo, Tambococha, Tiputini), un total de 140 mil dólares suman al momento los aportes internacionales y de las personas particulares para esta iniciativa impulsada por el Gobierno Nacional para mantener inexplotadas las reservas de 846 millones de barriles de petróleo en la Amazonía ecuatoriana.

Esta cifra es el resultado de la contribución de 100 mil dólares del Gobierno de Chile y 40 mil dólares de los depósitos directos que funcionarios públicos, particulares y una empresa privada han realizado en la cuenta 526558-4 del Banco del Pacífico que se habilitó para recaudar los fondos, explica el subsecretario de Políticas y Planificación del Ministerio de Patrimonio, Tarsicio Granizo.

El funcionario anunció que la iniciativa será promovida en la décima Conferencia  de la Convención sobre Diversidad Biológica que inicia hoy en Nagoya, en el centro de Japón, y que durante doce días reunirá a representantes de 193 países. Lo mismo se hará en la Cumbre del Clima que tendrá lugar en el balneario mexicano de Cancún, en noviembre próximo.

El objetivo -dice Granizo- es aprovechar estos foros para impulsar las negociaciones y motivar a los gobiernos, en especial de los países industrializados, a invertir en este proyecto de conservación medioambiental.

A nivel nacional, las aportaciones van por “buen camino”. Los empleados del Ministerio del Ambiente han puesto el ejemplo y han donado voluntariamente un total de 8.714 dólares.

La empresa privada Soluciones Ambientales Totales (Sambito), radicada en Guayaquil,  entregó  5.000 dólares. Su gerente, José Javier Guarderas,  está convencido de que esta propuesta contribuirá a mitigar los efectos del cambio climático y por tanto cree que “todos los ecuatorianos estamos obligados a aportar para compensar en algo por nuestra contaminación, sobre todo las industrias”.     

La iniciativa que propone el Gobierno de Rafael Correa consiste en no explotar los  846 millones de barriles de petróleo que existen en el yacimiento ITT, localizado en el Parque Nacional Yasuní, en la Amazonía ecuatoriana, con lo que se dejarían de emitir 407 millones de toneladas de carbono, el principal causante del cambio climático, y evitar así un gran daño ecológico.  

A cambio, el Gobierno ecuatoriano solicita una aportación internacional  de al menos 3.600 millones de dólares, equivalentes al 50 por ciento de lo que recibiría el Estado en caso de explotar el petróleo.

El Gobierno espera recaudar 100 millones de dólares hasta diciembre del año próximo y alcanzar la recaudación total en el 2022. 

Esos fondos serán administrados por un fideicomiso internacional administrado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), con la garantía de que  el dinero  recaudado será devuelto íntegramente a los contribuyentes en caso de que se viole el acuerdo de no explotación. 

Esta propuesta, por ser “pionera” -afirma Granizo-, ha resultado “muy atractiva” para muchos gobiernos europeos con los que se tienen muy avanzadas las negociaciones de cooperación. 

100 mil dólares  ha donado Chile y 40.000 dólares la empresa Sambito, funcionarios públicos y particulares.

Un caso concreto es España, cuya secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Soraya Rodríguez, confirmó la semana anterior, en  Quito, el aporte de su Gobierno al ITT, el mismo que se concretará en una visita que realizará al país el canciller español Miguel Ángel Moratinos, en la segunda semana de noviembre, indica Granizo.

El monto  que aportará España y sobre el cual se especula podría estar en torno a los 18 millones de dólares no ha sido confirmado, pues será el mismo Moratinos quien informe al presidente Correa sobre el monto de la contribución, precisa el Subsecretario.

También continúan las negociaciones con Alemania, que en un principio se había comprometido a aportar 50 millones de dólares, pero después dio marcha atrás argumentando sus dudas sobre el mecanismo del fideicomiso.

“Hemos enviado a Alemania toda la información requerida sobre el tema, ellos están revisando la documentación y nos  han dicho que las puertas están abiertas, no están cerradas, y esperamos que en las próximas semanas haya un pronunciamiento oficial”, menciona Granizo.

Adicionalmente,  el Parlamento alemán estudia la posibilidad de solicitar, dentro del próximo presupuesto anual, un monto para la iniciativa Yasuní, pero aún no hay nada en concreto.

El Gobierno de Italia, en cambio, se ha comprometido a condonar a Ecuador la deuda de 35 millones de dólares para que estos recursos  se destinen para el fondo Yasuní ITT.

Hay  intenciones de aportes financieros de Canadá y Portugal y continúan  las negociaciones con Francia, Bélgica y Noruega. También se mira a los países asiáticos, como los Emiratos Árabes, Arabia Saudí, Kuwait, Siria y Líbano, a donde viajarán en los próximos días los equipos negociadores de Ecuador.

“Estas son negociaciones complejas,  porque los países quieren estar seguros antes de actuar; pero nosotros estamos convencidos de que alcanzaremos la meta”, dice un optimista Granizo.

El contenido de las noticias que se presentan en esta sección es responsabilidad directa de las agencias emisoras de noticias y no necesariamente reflejan la posición del Gobierno de México en este u otros temas relacionados.

    

Page 'Breadcrumb' Navigation:

Site 'Main' Navigation: