Social Media Links:

Síguenos:

Cancuún México 29 de noviembre - 10 de diciembre 
Choose your prefered language: Español | English

En la COP16, los caminos del diálogo llevan a la Villa Climática

Mexico
Notimex
02/12/2010
Juan Carlos Gutiérrez Castillo. Enviado

No es Roma, pero bien podría decirse que todos los caminos del diálogo abierto, sin restricciones de la COP16, conducen a un sitio específico donde gente de cualquier nacionalidad, ideología o religión ha logrado amplia retroalimentación sobre el tema ambiental.

Se trata de la Villa del Cambio Climático o “Villa Climática” en la que la libertad es una divisa para todos los que han tenido la oportunidad de conocerla y aprender el nuevo concepto de vida que este cónclave ambiental pretende incentivar.

Lejana del oropel del hotel sede de la COP16, el Moon Palace o del Cancúnmesse, la Villa recibe por igual a científicos, periodistas, estudiantes, activistas y representantes de etnias que quieren dar a conocer cómo el cambio climático les afecta.

En ese lugar se puede observar a indígenas huicholes de Jalisco, ataviados con su indumentaria tradicional, que alternan su participación con científicos europeos, para difundir su visión del mundo y cómo desean heredárselo a sus descendientes.

El amplio terreno de varias hectáreas ofrece distintas posibilidades, que van desde el esparcimiento, la realización de foros y presentación de muestras fotográficas hasta una exposición en la que se advierte el futuro en términos ambientales y energéticos.

Empresas mexicanas e instancias extranjeras presentan productos como paneles solares, comida vegetariana para evitar emisiones de bióxido de carbono a la atmósfera, automóviles del futuro basados en energía eléctrica, así como sistemas para el manejo de residuos humanos e industriales amigables con el planeta.

Asimismo, hay un escenario de enormes dimensiones destinado a la presentación de artistas de diversas corrientes que amenizarán las jornadas de la COP16 en este sitio, donde personas de todas edades caminan bajo las premisas del respeto ambiental.

En ese escenario y otros puntos de la Villa se ha escuchado música de todo tipo, desde interpretaciones de la cantante Sasha Sökol, hasta marimba y banda, común en esta zona de Cancún, debido a la presencia de colonos originarios del norte del país.

Ello se debe a que sus antecesores aceptaron una propuesta del ex Presidente mexicano José López Portillo (1976-1982) para poblar el ejido de Bonffil, donde se desarrollaron y tuvieron su descendencia, pero sin olvidar sus raíces.

La Villa también ha servido como un foro alterno de expresión para los que se sienten sin voz en el marco de este encuentro, o que creen que su presencia en los actos formales de la COP16 pasará inadvertida.

Un ejemplo de ello lo dio la dirigente de la Unión Internacional de Arquitectos (UIA), la australiana Louise Cox, quien llegó a este lugar para que su planteamiento gremial trascienda, pues consideró que no obtendría mejores resultados si lo hiciera en foros más formales.

El estar en un sitio como la Villa Climática, opinó Cox, permite una mayor interacción y retroalimentación con la gente interesada en el cuidado del planeta, así como con los medios informativos, para hacer trascender el mensaje.

Sin embargo, es también un lugar para el esparcimiento, al ofrecer una vertiente artística que permite gozar del arte en sus distintas expresiones, desde la fotografía y la escultura hasta el cine.

De hecho, uno de los stands más visitados en la carpa principal de la villa ofrece un par de admirables esculturas elaboradas con botellas de plástico pet (Polietilentereftalato) de una marca de agua purificada.

Ambas esculturas representan a la perfección un caballo de tamaño natural y un elefante pequeño que se yerguen ante los ojos de miles de personas que pasan a diario junto a ellos y con los que se toman fotografías.

La más imponente es la del corcel, detallado desde los “cascos”, hasta las orejas; su crin y su cola están hechas de jirones de las etiquetas de ese producto, y sus ojos con las tapas azules de los envases.

La contemplación de ambas estructuras es una recompensa para quienes recorren el pabellón principal del recinto, donde con toda libertad tienen la oportunidad de conocer las alternativas que la COP16 pretende alentar en bien de la humanidad.

El contenido de las noticias que se presentan en esta sección es responsabilidad directa de las agencias emisoras de noticias y no necesariamente reflejan la posición del Gobierno de México en este u otros temas relacionados.

    

Page 'Breadcrumb' Navigation:

Site 'Main' Navigation: