Social Media Links:

Síguenos:

Cancuún México 29 de noviembre - 10 de diciembre 
Choose your prefered language: Español | English

Se intensifican debates en cumbre climática de Cancún

Mexico
AP
09/12/2010
CHARLES J. HANLEY

Delegados reportaron progresos en las negociaciones de la cumbre de la ONU sobre cambio climático, en medio de llamados para aprovechar las horas restantes e intentar la conclusión del encuentro mundial el viernes como se tiene programado.

"Los reportes que he recibido son positivos", dijo la presidenta de la conferencia mundial, la canciller mexicana Patricia Espinosa.

"Un paquete amplio y balanceado está, de hecho, a nuestro alcance", señaló Espinosa la noche del jueves durante una reunión con representantes de los 193 países que participan en el encuentro.

Una vez más, sin embargo, las negociaciones anuales estipuladas por el tratado climático de las Naciones Unidas se acercaban al final sin esperanzas de producir un tratado vinculante que recorte las emisiones de gases que producen el llamado efecto invernadero.

Desde el principio, las dos semanas de conversaciones se centraron más bien en temas secundarios, como la creación de un "fondo verde" que ayude a los países pobres a enfrentar el calentamiento global.

Los ministros del medio ambiente y otros delegados seguían peleando por la redacción final a medida que se acercaba el viernes, la fecha prevista inicialmente para concluir el encuentro.

"Ya no tenemos 24 horas para negociar, tenemos 24 horas para aprobar el resultado de nuestro trabajo", dijo Espinosa.

Sobre la creación del "fondo verde", el ministro de Medio Ambiente de Bangladesh, Mohammed Hasan Mahmud, informó en la sesión nocturna que había ya una "convergencia en el establecimiento" del mismo, aunque debía trabajarse aún sobre los detalles.

Horas antes, la delegación de Japón anticipó que la cumbre podría extenderse por lo menos hasta el sábado.

El negociador japonés Akira Yamada dijo que las conversaciones eran difíciles, aunque aseguró que "estamos involucrándonos para ver cómo encontramos un fraseo que complazca no sólo a Japón sino a los otros países".

Tokio se opone a un segundo periodo del Protocolo de Kyoto, que concluye en 2012, y que ha sido uno de los temas espinosos de la cumbre.

Mientras los 15.000 delegados, activistas, empresarios y periodistas se reunían en esta ciudad turística del Caribe mexicano, el dióxido de carbono y otros gases contaminantes producidos por la industria, el transporte y la agricultura se siguen acumulando en la atmósfera terrestre. Los limitados recortes adoptados hasta ahora apenas han logrado frenar levemente ese proceso.

Los científicos dicen que las temperaturas mundiales podrían subir hasta 6,4 grados centígrados (11,5 grados Fahrenheit) este siglo si no se imponen recortes más severos. Esto causaría serios daños a los litorales, a la salud humana, la agricultura y las economías en general.

En la sesión plenaria del jueves participó el presidente de Bolivia, Evo Morales, quien dijo que ya hay familias que no tienen agua por culpa del calentamiento y las sequías, y hay poblaciones isleñas que pueden perder sus hogares por el aumento en el nivel del mar.

"Si nosotros desde acá enviamos al basurero el Protocolo de Kioto seremos responsables de ecocidio, por tanto de genocidio, porque estamos atentando a la humanidad en su conjunto", señaló el mandatario.

La delegación boliviana presentó una propuesta para que las naciones industriales eliminen todas las emisiones de gases de efecto invernadero para el 2040, una idea que no tiene posibilidades de ser adoptada.

El año pasado, la cumbre climática de Copenhague debió haber creado un pacto global por el que las naciones ricas y algunas pobres hubieran limitado sus emisiones de dióxido de carbono y gases de efecto invernadero.

Ese acuerdo hubiera reemplazado al Protocolo de Kioto de 1997, que exigía a las naciones desarrolladas límites moderados a las emisiones, los que expiran en el 2012. Estados Unidos fue el único país industrializado que rechazó ese pacto, al decir que naciones emergentes como China e India también deberían haber hecho compromisos.

La cumbre del 2009 generó el "Acuerdo de Copenhague", por el que Estados Unidos, China y más de 80 países se comprometieron a reducir sus emisiones en forma voluntaria o al menos impedir que sigan aumentando.

El contenido de las noticias que se presentan en esta sección es responsabilidad directa de las agencias emisoras de noticias y no necesariamente reflejan la posición del Gobierno de México en este u otros temas relacionados.

    

Page 'Breadcrumb' Navigation:

Site 'Main' Navigation: