Social Media Links:

Síguenos:

Cancuún México 29 de noviembre - 10 de diciembre 
Choose your prefered language: Español | English

COP16

Bolivia
La Razón
22/12/2010
Natalia Calderón Angeleri

Después de algunas controversias sobre la transparencia en el proceso de negociaciones, finalmente un set balanceado de decisiones fue el resultado de la 16 Conferencia de Partes (COP16) de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC), llevada a cabo en Cancún (México), y que se materializó en lo que se ha denominado los “Acuerdos de Cancún”, una muestra de que los gobiernos pueden comprometerse y cooperar para hallar soluciones al desafío del cambio climático.

Este paquete se constituye en el primer paso hacia un acuerdo global justo, ambicioso y vinculante. Los principales elementos de este paquete incluyen el  reconocimiento de que aún hay una brecha entre los compromisos en las reducciones de emisiones y la evidencia científica, el establecimiento de un fondo climático y un acuerdo sobre REDD+ (Reducción de emisiones por deforestación y degradación). Sin embargo, nuestros gobernantes deberán redoblar sus esfuerzos para materializar los acuerdos de Cancún y finalmente alcanzar un acuerdo global que permita efectivamente proteger a la tierra de los efectos peligrosos del cambio climático.

Para Bolivia, el texto de Cancún es una victoria vacía y falsa del multilateralismo que fue impuesta sin consenso, pues no hubo avances en los compromisos de reducción de emisiones o de financiamiento por parte de los países industrializados, y tampoco se han reconocido las conclusiones de la Conferencia Mundial de los Pueblos celebrada en Cochabamba en abril del 2010.

Es evidente que todavía queda mucho que hacer para lograr un acuerdo justo, global y vinculante.  Sin embargo, la Cumbre de Cancún ha reavivado las esperanzas de que el proceso multilateral sobre cambio climático pueda dar mejores resultados, para ello los gobernantes necesitan seguir trabajando con sentido de urgencia y flexibilidad. Finalmente, lo que todos esperamos es que se tomen acciones que protejan a la Tierra de los efectos del cambio climático, y esto requiere de una respuesta global y no sólo de algunos cuantos.

¿Será que nuestros gobernantes pueden ser capaces de buscar respuestas en armonía y cooperación con los otros en este camino hacia un acuerdo que proteja a la Tierra?

Natalia Calderón Angeleri es coordinadora del Departamento de Cambio Climático y Servicios Ambientales de la Fundación Amigos de la Naturaleza.

El contenido de las noticias que se presentan en esta sección es responsabilidad directa de las agencias emisoras de noticias y no necesariamente reflejan la posición del Gobierno de México en este u otros temas relacionados.

    

Page 'Breadcrumb' Navigation:

Site 'Main' Navigation: