Cómo saber mi RFC: Para qué sirve el RFC, quiénes pueden tramitar el RFC, cómo imprimir el RFC y qué es la homoclave

En los Estados Unidos de México muchas personas se preguntan: ¿Cómo saber mi RFC? Puesto que por múltiples razones desconocen su paradero.

Debido a la importancia tributaria que representa el RFC para los contribuyentes y sus posibles consecuencias, nuestra web decidió prepararte este documento donde te mostramos todo lo relacionado con la homoclave que emite el RFC.

Continúa leyendo y te prometemos que no te arrepentirás.

¿Cómo saber mi RFC?

Ya sabes la importancia que enviste el RFC, entonces debes conocer cuál es el tuyo; y saberlo no es nada complicado, este lo puedes solicitar de 2 maneras:

#1 Ante las oficinas del SAT.

#2 Mediante la página web del Servicio de Administración Tributaria.

Presencial

  • Obtener el código de RFC en persona es tan sencillo como dirigirte personalmente ante las oficinas del SAT con tu documento de identificación personal (en caso de personas naturales) o con la documentación de la empresa (para personas jurídicas) y solicitar la información.

Pero queremos mostrarte el modo más expedito de tramitar el RFC, y no puede ser otro que por internet:

  • Ingresa a la dirección web del SAT.
  • Pulsa en el menú la sección denominada Otros trámites.
  • De la lista desplegable de esta consulta tu clave de FRC mediante CURP.

Cómo saber mi RFC

  • Digítala y obtén el código de verificación creado automáticamente.
  • Corrobora que los datos emitidos por la plataforma son exactamente los tuyos.
  • Verifica también tu domicilio fiscal y tu Email.
  • Ya entonces el SAT te emitirá un aviso de inscripción y te emite la cédula de identificación fiscal con especificación de tu RFC.

¿Qué es el RFC?

Las siglas RFC corresponden a una información llamada Registro Federal de Contribuyentes.

rfc

En el momento del registro que realizan las personas ante este instituto, se te expide una especie de clave original alfanumérica que se emplea en México para identificar a todo ciudadano que percibe un salario o empresa que se dedica a determinado tipo de negocio rentable, y corroborar si paga sus impuestos.

Los textos señalan que en México todo individuo o empresa que percibe renta por sus servicios o productos tienen que inscribirse en el SAT y pagar impuestos.

El Registro Federal de Contribuyentes (tú número de afiliado) se constituye por 13 caracteres para personas naturales y 12 para las empresas.

Es necesario además que conozcas cómo se compone el código que te identifica ante el RFC, pero ese detalle merece su propio espacio, por lo que te lo diremos más adelante.

¿Para qué sirve el RFC?

El RFC sirve para comprobar que una persona física o empresa están inscritas en el SAT y cancelan puntualmente sus impuestos.

En caso contrario (de no estar inscrito y pagar los impuestos) se le aplica una sanción por parte el ente encargado de esta obligación.

También resulta útil para gestionar cuentas bancarias, obtener una identificación oficial o salir del Seguro Social, entre otros; no obstante, no todas las instituciones suelen solicitarlo, por lo que su razón de ser es tributaria.

¿Quiénes pueden tramitar el RFC?

El RFC puede ser gestionado por las siguientes personas:

  • Personas físicas que perciben salarios o pagos por sus servicios.
  • Personas morales o empresas que requieren tener su registro como contribuyentes.
  • Menores de edad (16 años cumplidos) tutelados por sus padres o responsables, con los requisitos documentales pertinentes exigidos por el SAT.
  • Extranjeros que vayan a realizar alguna actividad lucrativa en México.
  • Exportadores de servicios de convenciones y exposiciones fuera del territorio. Deben presentar papel que los acredite como titulares de los derechos para instalar un centro de convenciones o exposiciones.
  • Aquellas personas con incapacidad verificada legal o judicialmente.

¿Cómo imprimir el RFC?

El imprimir tu cédula de identidad fiscal es importante para tener tus obligaciones fiscales en regla, tramitar en algún banco que te la exigen, o incluso cuando te piden el número en un sitio para emitir tu factura o para mantener tus  finanzas y contabilidad personal o la del negocio en buen estado.

Puedes traerlo impreso y guardado en tu bolso personal, o mediante una aplicación en el móvil, de la cual te hablaremos ya.

Entonces para imprimir el RFC sigue las siguientes indicaciones, según la opción que escojas:

Por la vía portal u online

  • Ubícate en la página oficial del SAT y pulsa en Trámites del RFC.
  • Ya en el menú, escoge la opción “Obtén tu RFC con la Clave de Registro de Población o CURP.”

  • Captura dicha clave, así como el código de seguridad de la imagen.
  • Cliquea en “Continuar”.
  • La página de navegación expandirá el formato de tu RFC original, el cual podrás guardar en tu dispositivo o imprimir de forma habitual.
  • Ahora podrás imprimir el RFC al momento, o guardarlo para disponer del archivo cada vez que requieras imprimir.

Otro modo de hacerlo en línea es que una vez te encuentres en el portal SAT, pulses en “Mi portal”, para tramitar con tu homoclave, en cuyo caso debes introducir indicar los últimos caracteres de la misma y la clave de entrada, que antes se llamaba Clave de Identificación Electrónica Confidencial (CIEC).

Ahora, si prefieres la atención personal, puedes recurrir a la que es mixta:

Primero acuerdas  una cita por la dirección web del SAT o por  llamada al 5562722728 (MarcaSAT) y luego terminas en una oficina o dependencia del SAT a la que deberás llevar los papeles necesarios para que te atiendan sin ningún costo, pero sólo si no hay restricción por la pandemia del Covid-19.

Además de una opción muy actual, se trata de la App SAT Móvil para dispositivos Android e iOS.

Esta elección te permite llevar siempre tu RFC sin tener que confiárselo a la memoria. Además, con la aplicación puedes realizar otros trámites del SAT.

Como puedes ver desde aquí no tienes que realizar la impresión, pero quisimos mostrarte esta alternativa porque es una forma fácil y rápida de tener el RFC al alcance de la mano.

¿De qué se trata la homoclave?

En algunas partes de este artículo has escuchado hablar de ella, y de seguro en tú vida cotidiana también, pues resulta que aunque esta es una terminología que se usa comúnmente, muchos la desconocen, por eso, quisimos aclararte de qué se trata.

La homoclave no es sino una parte del número completo del RFC, son las últimas 3 cifras. Incluso todas las personas dadas de alta en el SAT tienen su homoclave.

Estos dígitos sirven para evitar que tu cédula fiscal se confunda con un homónimo u otra persona que tenga igual nombre y apellido, fecha de nacimiento que tú, lo que quiere no es imposible, por ello, en complemento de los demás dígitos, estos 3 son lo que hacen realmente único tú RFC.

Sirve también para cancelar tus impuestos, pagar o solicitar créditos en línea.

¿Cómo está compuesta la homoclave?

Como te explicamos ya, la homoclave está constituida por los últimos tres dígitos del RFC.

Veamos un ejemplo en una Persona física: PEGM9007151HO

HOMOCLAVE

  • Las primeras dos letras corresponden al apellido paterno más la primera vocal interna del mismo (PE).
  • La tercera letra es la inicial del apellido materno (G). En caso de no haberlo, se sustituye por una X.
  • Cuarta letra es la inicial del primer nombre (M)
  • El quinto y sexto números representan el año de nacimiento (90)
  • La séptima y octava cifras (07) corresponden al mes de nacimiento, en este caso julio (se establecen estos 2 números según orden calendario).
  • La novena u décima cifras representan el día de nacimiento (15).
  • La 1HO son realmente las 3 cifras de la homoclave que le asigna el SAT.

Ahora un ejemplo para Persona Moral o empresa: DRA931224 XXX

  • Las tres letras del principio (DRA) pueden representar las iniciales del nombre del negocio o empresa o una combinación de ellas.
  • Los dos números que siguen corresponden al año en que es fundó (93).
  • Sigue el mes de su creación (12, mes de diciembre).
  • Luego, antes de las XXX aparecen las cifras que indican el día en que se creó el negocio (24).
  • Por último la homoclave (XXX).

¿Qué es el Régimen de Incorporación Fiscal?

De acuerdo con el Gobierno de México este Régimen de Inclusión Fiscal es una forma simplificada al que pueden acceder los contribuyentes cuyos ingresos o renta anual sobrepasa los dos millones de pesos al año.

Allí entrarán  personas que se dedican a la venta de bienes, propietarios de negocios, prestadores de servicios, vendedores sin local fijo, u otros.

El régimen del RFC te permite varios beneficios:

  • Facturar de modo fácil.
  • Declarar impuestos cada dos meses.
  • Reducir el pago de impuestos en 100% el primer año, reducirlos si los ingresos al año no pasan de 300 mil pesos.
  • Seguridad social por el IMSS, entre otros.

Esperamos que la información suministrada haya sido de tú agrado y ayuda, y ya que te indicamos Cómo saber tú RFC puedes obtener esta codificación en cualquier momento que la requieras!